Apolo: El dios de la perfección

Apolo dios griego mitológico

En la literatura griega se considera que hay dioses de la primera generación y otros de la segunda, por consiguiente, el poder y el rango de ellos, es mayor de acuerdo a ese estatus.

Entre los dioses de la segunda generación destaca Apolo. Considerado el dios del sol, la luz, la música y la poesía. Es uno de los dioses más influyentes y de más poder según la mitología grecorromana.

¿Quién es el dios Apolo?

Es considerado uno de los grandes dioses, y su nombre, Apolo, es igual en las mitologías griegas y romanas.

Es considerado uno de los dioses que personifica la armonía, la razón y la moderación. Además es la personificación de la belleza para los griegos, al tiempo que expresa la moral y la virtud entre los hombres.

Es hijo de Zeus y Leto, así como gemelo de Artemisa, con muchos atributos y poderes, quizás el dios con mayor influencia entre los pueblos de la antigüedad.

Es, además, considerado el dios de las artes, de la enfermedad y la curación. Tales características generaron una expectación entre el pueblo que le permitió extender muchos de sus templos por todo el imperio griego y también el romano.

El nombre de Apolo no está bien claro, pero su origen etimológico, apella, que quiere decir redil de ovejas, pues se considera que era un mero protector de ovejas.

Se estima que fue evolucionando en fuerza y sabiduría, para convertirse en un dios con muchos poderes.

Entre los epítetos más famosos, Apolo, por sus grandes poderes, fue considerado “Febo”, o Brillante, por su sabiduría. Lo denominaron Loxias, por su capacidad de profecía. Líder de las Música.  Igual fue considerado como “Delos” “Delfos” y “Pitio”.

Origen de Apolo

Apolo es el hijo de Zeus con Leto, lo que significó su origen ligado a la enemistad con Hera.

Hera, airado por lo sucedido entró en ira y venganza, y prohibió que Leto diera a luz en el Olimpo. De tal forma que el dragón Pitón persiguió, por orden de la diosa, a la madre de Apolo.

La persecución se extendió a todas las tierras del mundo, solo quedando un lugar donde pudo dar a luz, y fue la isla de Delos.

El embarazo era de gemelos, el primer bebé era Artemisa, quien al nacer ayudó a su madre para que naciera el segundo bebe, Apolo.

A los días, luego de ser alimentado con néctar y ambrosía, cobró fuerza para vengarse del monstruo que le hizo la vida imposible a su madre Leto.

Finalmente, fue en Delfos, donde Apolo consumó su venganza, lugar que luego fuese consagrado como santuario del dios griego.

Apolo asesinó a Pitón con una flecha.

Así, fue considerado el dios del arco y la flecha, por lo que aquellos que imploraban su protección, eran apoyados con una flecha desde el cielo. Sus poderes se deben a la herencia de su padre Zeus y la fuerza de su madre, que era un titán.

Características de Apolo

Entre las características del dios Apolo, se pueden mencionar:

  • Es considerado la personificación de la perfección del hombre griego, por lo tanto, muchas estatuas y templos se levantaron en toda Grecia.
  • Entre sus atributos tenía un arco y una flecha, símbolo de su poder y espíritu guerrero.
  • En otras imágenes aparece con un cítara, plectro y con espada, en donde se manifiesta su equilibrio entre las artes y la guerra.
  • Si Atenea era la diosa de la guerra, Apolo era el dios.
  • Además, era conocido su potencial como profeta, así como el laurel en su cabeza como símbolo de triunfo.
  • Era el dios de la colonización, y según la mitología ayudó a muchos pueblos a poblar nuevas tierras para extender el dominio griego.
  • Por otro lado, es la representación de la armonía, el orden y la razón.

Esas características le daban un estatus de un dios justo y equilibrado, así como moderado. Su búsqueda era la paz y la tranquilidad.

Poderes

El poder de Apolo es incontable, y quizás entre los dioses de segunda línea es el más poderoso, sólo está detrás de Zeus, Hades y Poseidón.

Por tal motivo tiene muchas capacidades, entre las cuales se pueden mencionar:

  • Era un dios que podía generar enfermedades como castigo. En La Ilíada, los troyanos pensaron que Apolo había castigado al ejército de Agamenón. Al final fue una trampa.
  • Era considerado un dios de la guerra, pues su arco y fleca así lo indicaban. Se dice que Paris contó con la ayuda de Apolo al desviar la flecha al talón de Aquiles.
  • Es contradictorio, pero también era el dios de la curación. De hecho, en la misma Ilíada, cura las heridas de Héctor. Según se dice Asclepio, adorado como dios de la medicina, aprendió de su padre, Apolo.
  • Guiaba a los pueblos a las tierras que podían ser colonizadas.
  • Tenía la capacidad de interpretar música y tocar los instrumentos. De hecho, según el mito aprendió a tocar la lira inventada por Hermes.
  • Además, tenía el poder de la profecía, el cual luego sería traspasado a Cassandra.

Mitos más relevantes del dios Apolo

Por ser un dios de importancia en los relatos de la mitología griega, son muchas las historias que hay alrededor del dios de la música y la armonía. Entre los más importantes, tenemos:

Apolo y Hermes

El más famoso se refiere al invento de su hermano, Hermes, quien robó de su ganado, y para apaciguar la ira de Apolo, le regaló un instrumento llamado la lira.

Apolo quedó tan maravillado que aprendió y se convirtió en maestro de la música.

En su duelo con el dios Pan, según la mitología, Apolo ganó fácilmente con su lira.

Pero Pan, quedando inconforme con la decisión quiso tocar nuevamente, así que Apolo le convirtió las orejas como la de un burro.

En otro duelo, con Marsias, que tocaba una especie de flauta, al tratar de desempatar, se dice que tocaron al mismo tiempo que cantaban, y Apolo resultó ganador pues usaba la lira. .

Apolo decidió desollar a Marsias y de su sangre surgió el río que lleva su nombre.

Según el mito, un cuervo informó a Apolo que su mujer, Coronis, la engañaba. Artemisa recibió la orden de asesinar a la mujer, mientras que apolo al cuervo, que era blanco, le quemó las plumas.

Se dice que desde entonces que sus plumas son negras.

Apolo y Dafne

Otra historia de amor es Apolo con Dafne. Se dice que el dios se enamoró de la ninfa, pero ella no lo quería, y para librarse, pidió a su padre que la transformara.

Cuando Apolo llegó a ella para abrazarla, se convirtió en un árbol de laurel.

Desde entonces Apolo juró siempre tener una corona de laurel en honor al amor por Dafne.

Tuvo hijos de cada una de las musas, que representaban distintas áreas de las artes y el conocimiento.

Muchas fueron las historias de amor, y pese a la belleza de Apolo, nunca encontró el verdadero amor. Se dice que tuvo un centenar de hijos con muchas mortales y diosas.

Conclusión

Las historias de Apolo fueron contadas durante muchos siglos, y aun cuando creció el imperio romano, la adoración fue fuerte.

De hecho, aun cuando el cristianismo había tomado mucha fuerza, por toda Roma todavía templos levantados en honor a Apolo.

Para los romanos fue el símbolo de la justicia y la ley. Al punto que la corona de laurel fue símbolo de fuerza y justicia.


Quizás te interese leer estos artículos relacionados: