Ares: El dios de la guerra

Ares el dios de la guerra en la mitología griega.

Hay dioses de la mitología griega no muy queridos. Por su crueldad, maldad y su inmisericordia durante la batalla, uno de ellos es Ares, el dios de la guerra.

Aunque es la diosa Atenea quien tiene esa cualidad, en realidad Ares es la representación de la violencia durante la guerra. Es por ello que su mito crece durante los periodos de batallas entre los pueblos griegos.

¿Quién es Ares?

Ares es la representación de la maldad del hombre durante las guerras, y su presencia en los conflictos bélicos hizo de éste dios alguien muy repulsivo para muchas personas.

Su nombre en el pueblo romano se manifiesta como Marte, pero a diferencia de los griegos, estos veían a la deidad como alguien para apoyar cada triunfo en las guerras que asumían. Por su carácter bélico y violento, fue visto con cierto desprecio entre los mismos dioses del Olimpo. Se estima que tuvo como 30 amante con unos 60 hijos.

Entre su descendencia se cuenta Eros, Harmonía, Fobos, Deimos, Amazonas, entre otros. Fue un constante amante de Afrodita, quien de todas las diosas, fue su favorita.

Pese a su poderío manifiesto en las guerras, se cuentan varias derrotas. Como con Hércules, y Atenea. En la cultura griega se cuenta que en la guerra de Troya combatió de un lado y del otro. Pues su placer era ver violencia y coraje entre los peleadores de cada bando, por lo tanto, su preferencia era una motivación hacia la violencia.

Era muy salvaje y sanguinario, y no le importaba que los inocentes murieran. También fue conocido como el dios de la virilidad.

Pese a su carácter violento, en su honor, se levantaron templos a lo largo de Grecia. De hecho, uno de sus adoradores más famosos fue el mismo Alejandro Magno, quien hacía sacrificios de animales antes de cada batalla.

Se dice que fue fundador de Tebas y del pueblo de las Amazonas. Además, los espartanos tenían una estatua del dios encadenado, dando muestra que el espíritu combativo nunca los dejaría.

Origen de Ares

Ares era hijo de Zeus y Hera, por lo tanto, era un hijo dentro de la pareja oficial del Olimpo, pese a ello, nunca pudo ser de los favoritos de su padre, al punto que muchas batallas perdió, así como en el amor no las tenía todas consigo.

Era conocido como “el asesino de hombres” y muy poco que decir alrededor de su origen, salvo de ser uno de los dioses olímpicos que estaban al lado de su padre Zeus.

Se dice, que Hera, diosa protectora de las mujeres, con el poder de bendecir los matrimonios, huyó del Olimpo, pero engañada por Zeus, quien se hizo pasar por una diosa de las flores, y al tocar una flor que le aconsejó, resultó ser un engaño que terminó en la procreación de Ares. Pero del lado positivo personificó la valentía y la fuerza incansable en cada batalla.

Características de Ares

Un aspecto muy importante es que res tuvo participación en muchas situaciones importantes a través de las distintas guerras a los largo de la mitología griega, por lo que, cuando una batalla era ganada con crueldad, se decía que Ares había soltado a sus hijos, que eran Deimos (era la personificación del terror) y Fobos (personificación del pánico).

Normalmente se aparecía como un hombre joven, sin barba. Su carruaje era tirado por cuatro caballos inmortales con bridas de oro, estos animales lanzaban fuego en su andar.

Tenía una andada de pájaros carpinteros y buitres. De igual forma, estaban los pajaros de Ares, que podían lanzar plumas como dardos a sus enemigos.

Su animal favorito era el perro.

Entre las características de Ares, se pueden mencionar:

  • Tenía una armadura de bronce, su lanza, su espada y el casco con una cresta roja, era el símbolo de la guerra en muchas zonas de Grecia.
  • Además, en cada campo de batalla iba con sus ayudantes, que en muchas ocasiones, inclinó la batalla a favor de su benefactor.
  • Su consejera era Temis, diosa de la justicia y el orden correcto de las cosas.
  • Iba a la batalla con sus dos hijos, Deimos y Fobos, quienes fueron procreados con Afrodita.
  • Iba con Enio, quien personificaba el derramamiento de sangre en la guerra.
  • Además contaba con la presencia de Cidoimos, quien manifestaba el alboroto en la guerra, Hisminas, representaba las disputas, Polemos, y Alala, quien era simbolizaba el grito de guerra.
  • Otro grupo que le acompañaba eran las Macas, quienes eran espíritus que incentivaban la guerra.
  • De igual modo, estaban sus hermanas Hebe, y Eris, quien incitaba a los soldados a luchar.

Como verán, Ares tenía todo un equipo de trabajo que solo tenía un objetivo: hacer más violenta las batallas entre los oponentes.

Poderes de Ares

El poder de Ares no está muy claro, pero si es evidente que tenía una fuerza divina y resistencia, lo que le hacía un amante de las guerras y los conflictos bélicos.

Pese a esa fuerza, fue derrotado dos veces por Hércules, quien si contaba con el aprecio de su padre Zeus pese a ser un semidios.

Es por ello que armó un equipo con el cual podía balancear una guerra o simplemente hacerla más encarnizada.

Mitos más relevantes

Como un dios, tuvo participación en muchos hechos. Pero sobre todo, su virilidad le hizo ser padre de unos 60 hijos, sus relaciones cuentan diosas y mortales, pero quizás la más popular fue su relación con Afrodita, quien era la esposa de Hefesto, dios del fuego y los herreros.

Ares y Afrodita

Con Afrodita tuvo varios hijos, entre ellos Eros, el dios del amor. Es muy conocido el mito cuando Hefesto los sorprendió con una red de oro, la cual le permitió exhibirlos ante el resto de los dioses.

Hefesto fue sometido a la burla, mientras que Ares fue desterrado temporalmente del Olimpo.

Ares encadenado por dos gigantes. Se dice que estuvo 13 meses encerrado en una vasija de bronce, pero con la ayuda de sus hermanos, Hermes y Artemisa, pues fue liberado.

Ares y Troya

En la guerra de Troya, hizo presencia en ambos bandos de la batalla, por lo que Atenea participó y con una piedra hizo caer el poderoso dios, quien fue herido de muerte por Diomedes.

Su padre Zeus lo reprendió “Para mí eres el más odioso de todos los dioses que sostienen el Olimpo”.

Ares y el dragón acuático

Entre los mitos se dice que Ares era el progenitor de un dragón acuático que mató Cadmo, que a la larga fue el ancestro de los espartanos, pero como recompensa, Cadmo tuvo que casarse con la hija de Ares, Harmonía, y fundaron Tebas.

Otro de los que pueden contar un triunfo ante Ares, y por partida doble, es Hércules, quien luego de matar al hijo de Ares, tuvo que enfrentarlo.

En una colina, en la alto de Atenas, fue construido el lugar donde fue juzgado Ares por matar a Halirrhothius, por agredir a su hija, Alcippe. Desde entonces ese sitio se llama el Areópago o Areios, en honor al juicio contra el dios de la guerra. A partir de ese momento, ese sitio se destinó para los juicios por homicidio.

Conclusión

Ares, sin duda, no fue el dios más apreciado por sus compañeros del Olimpo, tampoco en la tierra. Pero dejó marcas en cada uno de los sitios donde tuvo participación.

Quizás su destino estuvo marcado desde su nacimiento, pero irónicamente, su amor por la “diosa del amor” le generó varios conflictos.

La violencia en la guerra y la crueldad son sus características y será recordado como el dios que no fue querido por su padre y humillado ante los dioses.


Quizás te interese leer estos artículos relacionados: