La diosa de la belleza: Afrodita

Afrodita diosa mitología griega.

Considerada la diosa de la belleza griega, del amor, de la lujuria y el deseo. Sus mitos se extienden durante toda la mitología griega, y al día de hoy sigue siendo una de las diosas más populares en el mundo moderno.

Hablamos de Afrodita, cuya belleza era codiciada por todos los dioses, en honor a ella fueron levantados varios templos, así como esculturas. La influencia de Afrodita fue vital en muchas historias del mundo antiguo, y los griegos la tenían como una de las principales deidades del mundo antiguo.

¿Quién es Afrodita?

Afrodita es considerada la Diosa del amor, y cuya potente fuerza ha sido la causa de grandes conflictos. Irónicamente, algunos conflictos bélicos en la mitología griega tuvieron su origen en desencuentros amorosos que terminaron en enfrentamientos.

Se dice que Afrodita es una de las favoritas del Olimpo, lugar de los dioses, y que su belleza no tenía comparación, al punto de que algunos escritores la establecieron como la diosa de la Belleza y la Sensualidad. Y es probable que sea así, pues tenía influencia sobre los hombres y su actitud tan sensual permitió que muchos dioses y semi-dioses cayeran en sus brazos para cumplir sus deseos.

Para ser más claros, era considerada la diosa del amor en el sentido más física y sensual, nada que ver con otras manifestaciones del amor. En la versión romana se le conocía como Venus, por ello se habla en el concepto astral que la influencia de Venus determina el amor dependiendo de tu carta astral. Estuvo casada con Hefesto, dios del fuego y la forja. De igual modo, se estima que tuvo varios amantes que marcaron muchas historias y mitos alrededor de su figura.

El término de afrodisiacos está relacionado con el nombre de la diosa griega, por ello, la lujuria y la tentación, tienen un origen entre la adoración de la admirada deidad del Olimpo. En Pafos, Chipre, queda el principal centro de adoración a la diosa, que por cierto, logró la embestida de un terremoto. Hoy es centro turístico y de gran importancia.

Fue tanto en impacto de la figura de Afrodita, que durante muchos años, ese sitio fue considerado como un lugar de turismo sexual en toda Europa.

Origen de la diosa de la belleza griega

Sobre el origen de Afrodita, hay varias teorías, y las dos principales fueron planteadas por dos grandes escritores de la mitología griega.

Uno de ellos fue Hesíodo, quien escribo el origen de la diosa de una forma más increíble, colocándola años antes que el nacimiento del propio Zeus.

La versión del escritor, establece que el origen de Afrodita está basado en un mito donde se cuenta que Cronos, padre de Zeus, tuvo la osadía de cortarle los genitales a Urano, su progenitor.

Dice la historia que sus miembros cayeron en el mar, y de la mezcla del semen, la sangre de Urano y la espuma del marca, nació Afrodita. El nombre de Afrodita deviene del griego “aphrós” espuma, y ello se debe a que se considera que nació de la espuma que surgió alrededor de los genitales y el semen de Urano durante su recorrido por el mar. De hecho, se estima que cuando se formó ya era adulta, con todo su cuerpo formado, y una belleza muy particular.

La diosa del amor es una de las figuras míticas con mayor presencia en todas las culturas del mundo, pasando por Europa como Aurora, o en Roma como Venus.

Por otro lado, hay otra versión, planteada por Homero, que establece que Afrodita es hija de Zeus en su relación amorosa con Dione. Del nombre Afrodita surgen varios términos como venerada y venérea, relacionada con el aspecto sexual de los hombres.

Características de Afrodita

La diosa del amor, de la sensualidad y la belleza, era considerada como la más bella en el Olimpo, al punto que disputó con Hera y Atenea el título de la más bella entre las diosas.

Por cierto, ese juicio fue determinado por Paris, quien fue escogido para elegir a la más hermosa. Atenea le ofreció sabiduría, fama y gloria; Hera le prometió un reino en Asia, mientras que Afrodita le dio a escoger a la mujer mortal más bella del mundo.

Finalmente Paris escogió a Afrodita, quien le dio el amor de Helena de Troya, a partir de la cual se desprende la batalla de Troya, en donde se dice que Atenea y Hera, en furia, generaron una de las guerras más cruentas de la mitología griega.

Entre las características de la diosa Afrodita, se destacan:

  • Belleza incomparable, sin discusión y un cuerpo voluptuoso que hizo caer a varios dioses en el Olimpo.
  • Era una diosa que siempre fue beneplaciente con sus súbditos, además de ayudar a los hogares de todos aquellos que le adoraban.
  • Lamentablemente, nunca tuvo el amor verdadero, solo estuvo condenada a obtener el amor lujurioso, por lo que se estima que nunca conoció un amor verdadero.
  • Para los griegos es una manifestación de la mujer físicamente perfecta, simétrica y encantadora.

Poderes de Afrodita

Los poderes de Afrodita, como ya lo hemos comentado, están relacionados con la belleza, la sensualidad, y pese a ser la diosa del amor, nunca tuvo el poder para que alguien amara de verdad a otra persona. Solo provocaba ese efecto de deseo que debía ser aprovechado por quien se beneficiara con sus favores.

En tal sentido, se estima que los poderes de Afrodita están relacionados con: el amor por el cuerpo, belleza, fertilidad, sexo, lujuria y reproducción.

Son muchas las historias donde Afrodita interviene y cambia el curso de la historia de muchos personajes de la mitología, por lo tanto, ha sido clave en la formación de muchos semi dioses o más dioses en el Olimpo.

Mitos más relevantes:

Lo mitos más importantes alrededor de la diosa Afrodita están relacionados con sus relaciones con los dioses y hombres de la antigua Grecia, como son Hefesto, Ares, Adonis, Hermes, entre muchos otros varones con los que esta diosa griega tuvo algún tipo de relación o vivencia. Estos son los más importantes dentro de la mitología griega y que deberías de conocer:

Afrodita y Hefesto

se casó contra su voluntad con Hefesto, el dios del fuego y la fragua o metales; la decisión la tomó Hades, quien al ver la belleza de ella, no dudo en casarla con el más feo de entre los dioses del Olimpo.

De esa forma evitaría mayores problemas entre los dioses, dado que fue causa de revuelo al ser tan bella. Otro mito dice que Hera, fue encerrada por Hefesto, y para poder liberarse, tuvo que entregar a Afrodita en matrimonio.

Afrodita y Ares:

Ellos tuvieron un romance intenso, pero Hefesto se enteró. Pero sabiendo eso Ares, le pidió a Alectrión que avisara cuando regresara.

Pero Alectrión se quedó dormido y Hefesto descubrió a los amantes quienes fueron atrapados por una red hecha por él. Al final, los amantes se lograron liberar, y Alectrión, en castigo, fue convertido en gallo y canta cada vez que ve el amanecer.

Afrodita y Adonis:

La historia de Adonis, el guapo mortal que nació de Mirra y fue criado por Perséfone, pero que contó con la ayuda de Afrodita. El mito cuenta que Afrodita dio en cuidado a Adonis pero años más tarde, cuando se hizo hombre, la diosa del amor fue atraída por él.

Finalmente, Ares, celoso, y transformado en Jabalí, mató el joven Adonis.

Afrodita y Pigmalión:

Cuenta el mito de un escultor que enamorado de una estatua, a la cual llamó Galatea.

Pigmalión, debiendo elegir entre una mujer para casarse, pidió a Afrodita, diosa de la belleza griega, que le concediera la dicha de darle vida a Galatea, hecha a imagen y semejanza de esta diosa.

Hermes y Afrodita:

De la relación de Hermes con la diosa surgió un hijo, cuyo nombre, dio paso a un término muy conocido al día de hoy: hermafrodita.

Ese joven se llamó Hermafrodito. Quien un día, víctima de una ninfa, fue fusionado con la ella, quedando una persona con doble sexo.

Conclusión

Fueron muchas las historias y mitos alrededor de la diosa del amor, Afrodita, quien tuvo relaciones con hombres y dioses, y dejó una amplia descendencia.

Lamentablemente, el amor nunca estuvo de su lado, y la desgracia le siguió en cada relación que quiso establecer, pues su belleza, además de ser una bendición, fue una maldición.


Quizás te interese leer estos artículos relacionados: