Zeus: el dios soberano entre los dioses

Zeus dios mitología griega

A Zeus se le considera como la más importante de las divinidades de todo el panteón griego.

Es el Padre de los dioses, todas las criaturas divinas y humanas se sometían a él. Su influencia se manifestaba desde el cielo a través de las nubes, truenos, tormentas y la luz.

Para los griegos, Zeus era quien regía los destinos de todo el universo, sentado en su cetro, siendo a veces implacable y otras benévolo.

El nacimiento de Zeus

El padre de Zeus, Crono, era el señor del tiempo. Quien fue hijo de Urano, a quien asesinó para destronarlo.

Crono escuchó un oráculo que aseguraba que él sería destronado por uno de sus hijos, como él mismo había hecho.

Preocupado por lo escuchado, procedió a devorar a todos los hijos que su esposa Rea le fue engendrando.

Después de comerse sus hijos recién nacidos, Rea se hartó y tramó un engaño para hacer sobrevivir a su próximo hijo: Zeus.

Fue así como al dar a luz a Zeus, Rea le entregó a Crono una piedra a la que se devoró creyendo que era su hijo.

Su crecimiento y edad adulta

Para ocultar a Zeus, su madre lo llevó a la isla de Creta. Según muchas tradiciones, el dios griego fue criado por las ninfas Cinosura y Adamantea, junto a la cabra Amaltea.

Otras tradiciones aseguran que fue ocultado entre los curetes o coribantes, quienes bailaban y golpeaban sus escudos para que no se escuchara el llanto de Zeus.

También están las tradiciones que sostienen que, debido a que Crono era dios del cielo y la tierra, la cuna de Zeus se colgó en la rama de un árbol, así estuvo en medio camino entre la tierra y el cielo, y Crono no pudo verlo.

Creció como un niño fuerte, y en su edad adulta tomó la decisión de reclamar el trono que le correspondía. Se enfrentó a su padre, lo derrotó y lo obligó a vomitar a los hijos que había devorado.

Ahora le tocaba enfrentar a los titanes, los aliados de su padre. Para ello se unión a sus hermanos regurgitados: Poseidón, Hestia, Hades, Deméter y Hera.

Juntos derrotaron a los titanes y el dios Zeus se repartió el universo con sus hermanos varones. Zeus dejó para sí los cielos, el título de soberano y padre de dioses y hombres, mientras que a Hades le concedió el mando sobre el mundo de los muertos y a Poseidón el gobierno sobre las aguas.

Zeus y sus relaciones

La esposa legítima de Zeus fue Hera. Pero a Zeus se le consideró un dios de insaciable apetito sexual, lo que generó diversos encuentros amorosos y una gran variedad de descendencia.

Esta cualidad del dios griego también generó una serie de mitos y leyendas que presentaban a Hera como una diosa celosa y vengativa debido a su esposo caprichoso.

Solo un dios aparece en todas las fuentes como hijo de Hera, y se trata de Ares. La diosa Hebe es considerada, por algunas tradiciones, como hija de Zeus y Hera. En cuanto a Hefesto, se afirma que es hijo de Hera en solitario.

A continuación, un resumen de las relaciones de Zeus y otras diosas y mortales:

#1: Alcmena

Fue hija de Micenas y esposa de Anfitrión. Con Alcmena tuvo a su hijo Heracles, uno de los más importantes héroes del panteón griego.

Zeus se transfiguró con la forma de Anfitrión, esposo de Alcmena y así la sedujo mientras su verdadero esposo dirigía sus ejércitos muy lejos.

Hera intentó sabotear el parto, pero antes de hacerlo una sirvienta de la princesa convenció a Hera de que ya aquella había dado a luz. Cuando la diosa se enteró del engaño, convirtió a la sirvienta en comadreja.

#2: Leto

Leto era una divinidad menor, y con ella Zeus tuvo a los mellizos Apolo y Artemisa. Al enterarse de la infidelidad de Zeus, Hera amenazó a la tierra que se atreviera a acoger a Leto para dar a luz.

Leto fue rechazada en todas las regiones, pero encontró lugar en Delos, una isla con la cualidad de cambiar de posición en el mar. Allí dio a los a los mellizos.

En agradecimiento, Zeus interrumpió el peregrinaje de Delos y la fijó en el Océano, donde quedó protegida de la ira de Hera. La isla, más tarde, se convirtió en uno de los más importantes santuarios de Apolo.

#3: Io

Era la princesa hija del rey Argos. Hera casi descubre a Zeus en pleno acto de adulterio con Io. Pero con destreza el soberano de los dioses convirtió a Io en una ternera blanca. Aun así, Hera sospechó, y le pidió a Zeus que, como prueba de su fidelidad, le entregase la ternera.

Hera la recluyó en una gruta donde no fuera posible que Zeus la encontrase. Y puso a una criatura con cien ojos a vigilar a la ternera. Más tarde, por petición de Zeus, Hermes, el dio mensajero, derrotó a la criatura y liberó a la joven princesa.

#4: Dánae

Dánae, princesa de la ciudad de Argos fue encerrada en una torre para evitar que tuviese contacto con hombres. Esto lo hizo su propio padre, Acrisio, debido a un oráculo predijo que su descendencia llegaría en forma de nieto, y sería la causa de su muerte.

Aún encerrada, Zeus vio la belleza de la joven. Se unió a ella en forma de lluvia de oro y así ella quedó embarazada, dando a luz a Perseo. Acrisio, por el engaño, encerró a su hija y nieto en un arca y la arrojó al mar. Pero Poseidón los llevó a la costa, por petición de Zeus.

#5: Europa

Europa fue hija del rey de Tiro. Zeus decidió seducirla al verla tan hermosa. Para lograrlo tomó la forma de un toro blanco, se mezcló entre las reses del rey y cuando ella estaba paseando por la playa se le acercó, ofreciéndole su lomo para pasearla.

Ella accedió, impresionada por la belleza del toro blanco. Al subirse éste la llevó hasta la isla de Creta, donde le mostró su verdadera forma. Ella quedó prendada y fue su amante. Zeus le regaló la isla de Creta y la convirtió en la primera reina.

#6: Metis

Según algunas tradiciones, Metis fue una titánide, hija del Océano. Ayudó a Zeus a destronar a Crono, y fue quien le hizo vomitar a los hermanos de Zeus mediante una pócima. Aún así, el papel de esposa legítima lo atribuyen a su hermana, Hera.

Los griegos aseguran que Metis es la madre de Atenea, que, estando embarazada, pronosticó a Zeus que engendraría la hija que lo destronaría. Así que Zeus devoró a Metis, pero Atenea creció en la cabeza de Zeus provocándole dolores de cabeza.

Cuando Zeus le pidió a Hefesto que lo golpeara en la cabeza con su hacha, y éste lo hizo, surgió Atenea adulta con armadura, lanza y escudo.

#7: Sémele

Con Sémele Zeus tuvo a Dioniso. Cuando ella quedó embarazada, la infidelidad fue descubierta por Hera, quien se hizo pasar por una sirvienta de Sémele y la convenció de pedirle a Zeus que le probase su amor presentándose en pleno esplendor.

Así lo hizo, primero le hizo jurar a Zeus que le concedería su petición, y éste, obligado por el juramento lo hizo. El esplendor de Zeus mató a Sémele, pero antes logró cocer el feto a su pantorrilla, para que se gestase en su propio cuerpo.

#8: Calisto

Para disfrutar la amistad de Artemisa, Calisto conservó su virginidad. Pero Zeus se encaprichó, se hizo pasar por Artemisa y la violó. Cuando Artemisa se dio cuenta del embarazo, la convirtió en una osa y la expulsó de su cortejo.

Calisto dio a luz a Arcas, fundador de los arcadios. Y fue compensada por Zeus, debido a su sufrimiento, convirtiéndola en una constelación, que es la Osa Mayor.

#9: Ganimedes

Fue un príncipe troyano, hijo del rey Laomedonte. Es el más célebre de sus amantes jóvenes. Zeus lo raptó y lo llevó al Olimpo, y lo hizo inmortal para tenerlo a su lado sin que envejeciera y sin que perdiera sus atributos.

#10: Leda

La mayoría de las tradiciones coinciden en que Leda, esposa de Tindáreo, rey de Esparte, fue violada por Zeus cuando paseaba a orillas del río Eurotas. Para ello, se convirtió en un cisne, al cual Leda permitió que se posara en su regazo y allí la violentó.

Esa misma noche, Leda estuvo con su esposo, y así engendró dos mortales: Clitemnestra y Cástor. Y también a dos mellizos de Zeus: Helena y Pólux.


Quizás te interese leer estos artículos relacionados: